Home
Volver al listado >>
  • Comentario
  • 0


  • Fue útil? . Esta nota fue útil para 1 personas.
  • 04/04/2014
  • Venezuela
  • SenosAyuda A.C.

La coalición de ONGs ULACCAM pronuncian su preocupación por el sistema de salud en Venezuela

El sistema de salud en Venezuela atraviesa su peor momento como consecuencia de un proceso de debilitamiento de las estructuras sanitarias e institucionales, situación que ha venido siendo alertada desde hace varios años por las personas con problemas de salud y sus familiares, los profesionales de la medicina así como por diversas organizaciones de derechos humanos.

Las ONGS de la Unión Latinoamericana Contra en Cáncer de la Mujer, inician su acción de advocacy y envío de cartas y solicitadas a la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Las políticas erradas, el debilitamiento de los programas de salud y la falta de financiamiento público en los últimos años, ha conducido a una profunda precariedad de la atención sanitaria tanto pública como privada, razón por la cual hoy solicitamos apoyo internacional para promover acciones concretas y viables en aquello que exige soluciones inmediatas e impostergables por su magnitud y las consecuencias graves de riesgo para la vida y la salud de los venezolanos y venezolanas, ya que hasta el momento las autoridades sanitarias no han dado respuestas transparentes, oportunas y efectivas, siendo extremadamente preocupante las siguientes situaciones:


Personas que requieren trasplantes
4.500 personas en lista de espera por un trasplante de órganos se encuentran en grave riesgo, dado que el Ministerio del Poder Popular para la Salud decidió encargarse de la delicada y compleja tarea de la procura de órganos que hasta el momento no ha sido reiniciada.

Personas en diálisis
15.000 personas con problemas renales que requieren de diálisis, no reciben el medicamento Benutrex y los tratamientos necesarios para su terapia. Asimismo, se ha venido agravando la falta deb unidades de diálisis para la atención de todas las personas con esta condición. Los nuevos casos no consiguen cupo en las unidades existentes, poniendo en riesgo su vida ya que este tipo de terapia sustitutiva es la única opción que tienen.

Personas con linfoma
560 personas con linfoma afrontan falta de medicamentos en los distintos protocolos de tratamientos de quimioterapia y la falla de equipos de radioterapia en los centros de salud públicos. En el Distrito Capital, Aragua, Carabobo, Lara, Zulia, Táchira, Sucre, Guárico, Nueva Esparta y Anzoátegui, se han reportado fallas del medicamento Ciclofosfamida y Etoposido –para Linfoma No Hodgkin- y de los medicamentos Bleomicina, Doxopeg y Caelix -para Linfoma de Hodgkin, así como viblastina para ambos protocolos. Además, en el Distrito Capital, Zulia y Lara, y en otras regiones del país no se dispone de radioterapia. En todos los estados del país se reporta la inexistencia de reactivos para exámenes de rutina, diagnóstico y control. La única unidad de trasplante pública de médula existente en Venezuela, se ve en la necesidad de solicitar 400 mil Bs. a los pacientes para realizar la intervención.

Personas con cáncer de mama

3.000 mujeres con cáncer de mama no consiguen los medicamentos Anastrozol, Ciclofosfamida, Tamoxifeno, entre otros1. El cáncer de mama continúa en ascenso y ocupa el primer lugar de la mortalidad de las mujeres por causas oncológicas. Las posibilidades de diagnóstico temprano son limitadas por el insuficiente número de mamógrafos y ecógrafos en centros de salud públicos. Los que existen arrojan imágenes de muy mala calidad, impidiendo diagnósticos adecuados y oportunos.
Faltan además agujas de corte y vacío para hacer punciones, azul patente y radiofármaco para ganglio centinela, parafina para fijar las muestras, reactivos para Ganmagramas Óseos, así como medicamentos y filtros para hacer quimioterapia. En radioterapia existen 26 equipos con una capacidad de atención de 19.000 personas y no todos están operativos. Se logró un contrato de reparación y mantenimiento, sin embargo no se cuentan con los repuestos en el país. Es crítica la falta de médicos mastólogos, radiólogos y cirujanos oncólogos.

Personas con drepanocitosis y talasemias
25.017 personas con drepanocitosis –incluyendo niños- y 100 personas con talasemia mayor, no reciben inmunización contra neumococos, hepatitis B, Haemophilus influenzae, virus de la influenza, porque estas vacunas no están incluidas en el programa nacional de vacunación. Los niños con drepanocitosis SS y S0 talasemia son tratados con Benzetacyl por no disponer de Penicilina Oral, causándoles maltrato físico al recibir cada mes una inyección intramuscular sumamente dolorosa. 

El tratamiento del dolor agudo –primera causa de hospitalización- es inadecuado e inoportuno. Faltan filtros leucorreductores y reactivos para transfusiones, la detección de hierro hepático no existe y la de hierro sérico es extremadamente reducida, y se carece de equipos y de personal capacitado para realizar el eco doppler transcraneal. El diagnóstico de complicaciones oftálmicas, pulmonares, cardíacas y renales, es burocrático e ineficiente; la pesquisa neonatal es insuficiente, no se realiza seguimiento post-parto y sólo en 4 hospitales públicos del país se hacen estudios de hemoglobina postnatal.

Personas con mieloma múltiple
Cada año se presentan entre 800 a 1.000 nuevos casos de personas con mieloma múltiple, aumentando esta condición entre los jóvenes. Para este tipo de cáncer de la médula ósea, no existen hematólogos-oncólogos actualizados. En las Farmacias de Medicinas de Alto Costo del Seguro Social han desaparecido 4 medicamentos indispensables para tratar el mieloma y otras enfermedades graves: Revlimid, Interferón, Ciclofosfamida y Zometa. Además, se están suministrando dos medicamentos no evaluados por autoridades internacionales de farmáco-vigilancia, por lo cual no se sacuáles son sus efectos reales ni su eficacia. Dada la grave situación en la que se encuentra el Banco Municipal de Sangre, las personas con mieloma no tienen acceso a diagnóstico, tratamiento y estudio de la enfermedad, así como a donaciones de sangre.

Personas con VIH/SIDA
45.000 personas con VIH afrontan episodios recurrentes de desabastecimiento de medicamentos antirretrovirales (Telzir®, Kivexa® y Truvada®, entre otros) y de fármacos para infecciones oportunistas asociadas al Sida. Tampoco se consiguen reactivos para exámenes de anticuerpos contra el VIH, conteo de CD4/CD8, carga viral y genotipo, ni para realizar pruebas de VDRL cuantitativo. 
Las embarazadas con VIH son víctimas de violencia obstétrica y, desde hace meses, no hay sucedáneos de leche materna para niñas y niños de madres con VIH. Los estigmas y la discriminación por la condición de personas con VIH en los centros de salud está causando el aumento de enfermedades no asociadas al VIH e influye en las 1.600 muertes anuales por Sida. Debido a la ausencia de un programa de vigilancia epidemiológica, de campañas oficiales para la prevención del VIH e ITS y del acceso a condones femeninos y masculinos para la población sexualmente activa, no existen los medios para el control de la epidemia, ocurriendo cada año 11 mil nuevas infecciones por VIH, la mayoría jóvenes de 15 a 24 años de edad.

Personas que requieren atención de urgencia
Todos los días, al menos un joven venezolano o venezolana muere de manera prematura e innecesaria por la falta de atención en las emergencias de los hospitales públicos o en el camino hacia otros centros de salud por recurrentes traslados o “ruleteo”, los cuales no cuentan con el personal, los equipos ni los insumos para atender lesionados y heridos por balas o accidentes.

Embarazadas
En los últimos años, subieron las muertes infantiles y las muertes maternas, manteniendo tasas de 73 madres fallecidas por cada 100.000 nacidos vivos, una de las más altas de América Latina, en las que tiene una importante contribución las bajas coberturas de atención de los programas maternoinfantiles y las deficiencias a las maternidades y de las unidades de cuidados pediátricos. En las maternidades persisten fallas de infraestructura y servicios básicos, equipos médicos dañados que nunca fueron utilizados, falta de insumos pre y post quirúrgicos e insuficiencia de bancos de sangre, además de escasez de anestesiólogos, enfermeras y hematólogos. En las áreas de neonatología, no hay suficientes incubadoras, los laboratorios bacteriológicos y las áreas de aislamiento no funcionan de manera adecuada, existe hacinamiento y es alto el déficit de neonatólogos.

Banco Municipal de Sangre
3.500 personas que mensualmente solicitan diagnósticos, consultas y tratamientos al Banco Municipal de Sangre ya no pueden hacerlo porque éste se encuentra cerrado técnicamente por falta de reactivos, cavas, equipos e insumos, así como por presentar severas fallas de infraestructura. Además, carece de hemoterapistas, bioanalistas, médicos hematólogos y enfermeras. Esta institución es centro de referencia a nivel nacional para personas con patologías hematológicas, siendo en algunos casos, como el caso de las patologías de la coagulación, el único centro disponible para atender de manera integral personas con estos trastornos. El centro es además sede del post grado de Hematología y, por sus laboratorios, presta apoyo docente a los médicos hematólogos en formación.
 

Por todo ello la coalición de ULACCAM solicita a la OMS que puedan escribir y promover cartas o comunicados expresando preocupación por las graves fallas de atención que presentan los centros públicos de salud del país. Actualmente más de 100 mil personas en condiciones crónicas y las personas que llegan a las emergencias hospitalarias enfrentan altas probabilidades de daño severo a su salud o de inminente fallecimiento si persiste la demora o la ausencia de medidas urgentes y adecuadas por parte de la autoridad sanitaria y de los poderes públicos, los cuales deben cumplir con su sagrada obligación de garantizar el derecho a la salud y la vida de toda la población venezolana.

Descarga aquí la carta para Argentina.

Descarga aquí la carta para Colombia.

Descarga aquí la carta para Costa Rica.

Descarga aquí la carta para México.







Cuánto es 7 + 9 ?