Home
  • POR TEMA
  • Cáncer de cuello uterino
  • Cáncer de mama
  • Diversos tipos de cánceres
Volver al listado >>
  • Comentario
  • 0


  • Fue útil? . Esta nota fue útil para 3 personas.
  • 03/04/2013
  • Latinoamérica
  • ULACCAM

Papanicolau, estándar de oro para la detección oportuna del cáncer cervicouterino

El 90 por ciento se adquiere por relaciones sexuales. El virus del papiloma humano (VPH) es una enfermedad de transmisión sexual, donde los portadores son tanto el hombre como la mujer.

El virus del papiloma humano (VPH) es una enfermedad de transmisión sexual, donde los portadores son tanto el hombre como la mujer. El 90 por ciento se adquiere por relaciones sexuales (orales, anales, y vaginales) el resto puede ser vía perinatal (madre a hijo) o bien fómites (objetos contaminados por enfermos), informó la doctora Lorena Pedraza Silva, Coordinadora Auxiliar de Prevención y Atención a la Salud Delegacional.

Cabe aclarar que el hombre solo es portador del VPH, más no sufre las consecuencias que padece la mujer de la enfermedad. Este virus es el principal factor de riesgo para desarrollar cáncer de cuello del cérvix, colon y recto. Ocasiona también lesiones pre invasoras en vulva vagina, perineo, cérvix, ano y recto.

Dijo que se ignora la fecha de origen del virus; se ha descubierto en muestras de patología con diagnóstico de cáncer cervicouterino desde los años 50, afortunadamente para los seres humanos siguen siendo las mismas enfermedades infecciosas (serotipos) causantes de cáncer cervicouterino, que hasta el día de hoy provocan esta patología, porque se tiene el conocimiento amplio sobre el comportamiento de éstos, y por lo tanto un porcentaje alto de protección con la vacuna.

En el IMSS sólo existe un tipo de vacuna la cual viene en única dosis (esquema de vacuna). Se universalizó la vacuna en niñas escolares femeninas de 5°año de primaria; posteriormente a las menores se les vuelve aplicara los seis meses la segunda dosis y a los cinco años la tercera que marca el esquema de la institución. 

Serológicamente (estudio de los sueros) se han descubierto más de 100 serotipos, los cuales se han dividido en alto riesgo y bajo riesgo.  

Se tiene tres etapas clínicas  para prevenir el VPH: la latente, la sub clínica y clínica; la primera (la latente) se diagnostica con estudios de ingeniería genética, la segunda (la sub clínica) por medio del Papanicolaou  y /o colposcopia, y la tercera (la clínica) a simple vista. Las dos últimas deben confirmarse por biopsia dirigida.

La doctora Lorena Pedraza Silva señaló que  el tratamiento depende de la localización y el tipo de lesiones. No existe antiviral especifico, se pueden quemar (electrocirugía) congelar (criocirugía) y/o con medicamentos (5 fluoracilo, imiquimod)

Todos ellos, tratan la fase clínica y sub clínica. La fase latente no se puede localizar por lo tanto no se puede tratar y queda como portador.

El IMSS previene el cáncer cervicouterino, mediante campañas preventivas, donde se exhorta a la derechohabiente a realizarse la toma de Papanicolaou y evitar la infección del virus del papiloma humano.

Subrayó que la vacunación no substituye a la toma de Papanicolaou que sigue siendo el estándar de oro para la detección oportuna del cáncer cervicouterino.

 

FUENTE: http://oncologia.mx